Receta de mermelada de melocotón

¡Hola a todos!

En mi último día de vacaciones quiero compartir con vosotros la receta de la mermelada de melocotón que acabo de preparar, y con ella terminamos la temporada de conservas.

IMG_9677

Ya no es el mejor momento para hacer mermelada de melocotón ya que no están en temporada, pero entre la que consumimos en casa y la que he regalado ya se me habían terminado los tarros que hice en verano.

Normalmente utilizo melocotones rojos para esta receta, que me gustan más por su sabor y color más intenso, pero en esta ocasión los únicos que he encontrado han sido de los amarillos, así que esos he utilizado.

Las cantidades que os pongo a continuación son las que he usado en este caso. Si queréis hacer más o menos cantidad sólo tenéis que calcular las proporciones.

Ingredientes

  • 3,2 kg de melocotones ya limpios (sin piel ni hueso)
  • 1,6 kg de azúcar blanquilla (mitad que de fruta)
  • Zumo de medio limón o pomelo (en esta ocasión he usado pomelo, pero podéis tanto echarlo como prescindir de él, yo lo hago indistintamente)

Elaboración

Lo primero es pelar la fruta, quitarle el hueso y trocearla. Después de esto la pesamos, ya que la cantidad de azúcar va en función del peso de fruta limpia. Ya habéis visto en los ingredientes que he usado azúcar blanquilla. También podéis mezclarla con azúcar moreno si os gusta más el sabor, yo lo hago a veces, por ejemplo en la de kiwi.

Echamos el azúcar correspondiente y removemos bien. La cantidad de azúcar también depende un poco de vuestro gusto y de lo madura que esté la fruta (en este caso más bien un poco dura aún, aunque el sabor no estaba mal). Hay por ahí muchas recetas que usan misma cantidad de fruta y de azúcar, es decir, “a kg por kg”, pero en mi opinión eso es demasiado, ¡y eso que me gusta la mermelada dulce!

En este momento añadimos también el zumo de cítrico en caso de que hayamos decidido utilizarlo.

Ahora viene un periodo de espera,  ya que lo ideal es dejar que la fruta macere con el azúcar durante al menos 12h (yo suelo esperar incluso más), tapándolo y removiendo de vez en cuando. Iréis viendo cómo se oscurece la fruta al oxidarse y el azúcar se deshace formando un almíbar con el jugo que suelta el melocotón.

IMG_9666(2)

Pasado este tiempo, empezamos a cocer la mermelada. Primero un rato con los trozos de fruta hasta que ablanden y luego pasamos la batidora hasta que quede sin grumos. Esto obviamente es opcional, yo lo hago así porque me gusta la mermelada fina, sin “trozos”, pero si os gusta encontrar trocitos de fruta, tiene que estar bien madura y además tenéis que partirla más pequeña desde el principio ya que si no no se cocerá lo suficiente para deshacerse sin usar la batidora. Es importante quitar la espuma que en ocasiones aparece al cocer la fruta.

Un truco para espesar la mermelada es echar cáscara de limón (y por supuesto retirarla antes de triturar), ya que es rica en pectina, un espesante natural.

El tiempo de cocción variará mucho en función del tamaño de la cazuela que utilicemos y la cantidad de mermelada que hagáis en cada tanda, pero en plan orientativo puedo deciros que para estos 3,2 kg de melocotón he usado dos cazuelas, una con 1 kg y otra con 2,2 kg de fruta. La de 1 kg ha estado cociendo unos 45 minutos, y la de 2,2 kg una hora o quizá algo más. El tiempo también depende de la textura que queráis conseguir: más líquida o más espesa. Para mí el punto bueno es cuando al coger un poco de mermelada entre los dedos, es “elástica” (no sé muy bien cómo definirlo, así que quizá la foto os ayude).

IMG_9673(2)

Terminada la cocción, es el momento de echarla en los tarros (previamente hervidos para esterilizarlos). Si es para consumir próximamente, podéis prescindir de hacerle el vacío, pero yo lo recomendaría siempre ya que no cuesta mucho y os aseguráis de que dura mucho tiempo (y cuando digo mucho, es mucho, yo he llegado a consumirla un año después en perfecto estado, ¡así que a saber cuánto puede llegar a durar!). Para ello sólo tenéis que cerrar bien los botes y hervirlos cubiertos de agua durante 25 minutos.

Espero que os guste la receta. Es muy sencilla y con los trucos que os doy podéis utilizarla con cualquier tipo de fruta. Mis favoritas son la de melocotón, fresa y ciruela, ¿y las vuestras?

Bocados de Mundo

www.facebook.com/bocadosdemundo

IMG_9677

facebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario