Roscón de Reyes esponjoso y casero

Hoy es víspera de Reyes, así que es el día perfecto para preparar el famoso y tradicional Roscón de Reyes, y como casi todo ¡hecho en casa sabe mejor!

A continuación os pongo el paso a paso, no es difícil pero lleva tiempo. La receta que he utilizado es la de Clara Villalón (MasterChef) con un par de modificaciones: he añadido 3 huevos en lugar de 2 y 200g de leche en lugar de 140g ya que la masa me parecía que quedaba poco elástica con sus proporciones, además de un par de gramos extra de levadura ya que me gusta bien subido y esponjoso y no he usado azúcar invertida.

Ingredientes para el prefermento

  • 70gr de leche
  • 5gr de levadura seca de panadería (o 15g de levadura fresca)
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 huevo
  • 130gr de harina de fuerza

Ingredientes para la masa final

  • Prefermento obtenido de la primera elaboración
  • 130g de leche
  • 2 huevos medianos
  • 4gr de levadura seca de panadería
  • Ralladura de 1 naranja
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 ½ cucharadas de agua de azahar
  • 1 pizca de sal
  • 450gr de harina de fuerza
  • 110gr de azúcar
  • 80gr de mantequilla

Ingredientes para decorar

  • 100g azúcar
  • 1cucharada de agua de azahar
  • Almendras laminadas
  • Frutas confitadas

Elaboración

Lo primero que haremos será preparar el prefermento que nos ayudará a conseguir una masa más esponjosa. Para ello mezclaremos el azúcar, la leche, un huevo, la levadura y la harina de fuerza. Es importante que sea de fuerza ya que contiene mucho más gluten (proteína) y con ella conseguiremos una masa más gasificada y que costará más amasar. Lo amasaremos bien, primero con una espátula y luego con una batidora mezcladora o bien con las manos.

Una vez tengamos una bola homogénea, lo taparemos y lo dejaremos fermentar en un sitio tibio durante una hora y cuarto aproximadamente.

Pasado este tiempo, añadimos el resto de los ingredientes a la mezcla del prefermento. Si lo vamos a hacer a mano, primero los sólidos, hacemos un volcán y finalmente añadimos los líquidos: ponemos la harina, levadura, azúcar, pizca de sal, leche, huevos, agua de azahar, ralladura de los cítricos y el prefermento. Si lo vamos a hacer con amasadora se hace al revés: primero los líquidos y finalmente los sólidos.  Amasamos hasta que esté todo perfectamente ligado y la masa sea homogénea y entonces incorporamos poco a poco la mantequilla hasta integrar.

Formamos una bola y la dejamos reposar en un bol aceitado tapado con un paño o film transparente hasta que doble su volumen, lo que llevará una hora y media aproximadamente.

Cuando la masa haya doblado su tamaño, la volcamos sobre la superficie aceitada y podemos dividirla en dos y hacer dos roscones medianos, o hacer uno enorme, como ha sido mi caso.
Sobre la bandeja del horno pondremos papel de horno y lo aceitaremos. Posteriormente cogemos la masa, la ponemos sobre el papel y le daremos la forma de una bola uniforme. Cuando la tengamos, con dos dedos haremos un agujero en el centro que iremos agrandando hacia los laterales para conseguir la forma del roscón. Si queremos ponerle sorpresa, éste es el momento. Después volvemos a taparlo con  film y lo dejamos reposar entre una hora y hora y media, hasta que vuelva a doblar el tamaño.

Durante ese tiempo podemos preparar el azúcar aromatizado que nos servirá para la decoración. Para ello, sobre 100g de azúcar verteremos una cucharada de agua de azahar y mezclaremos bien.
Precalentamos el horno a 200ºC, calor por arriba y por abajo.

Una propuesta es confitar las frutas vosotros mismos, por ejemplo gajos de naranja.  Si os decidís a hacerlo, poned al fuego una mezcla de 300g azúcar con 150ml de agua, cocer a fuego suave durante una hora. Yo lo he hecho pero como no se puede estar a varias cosas a la vez, se me han pasado y quedado un poco duras y oscuras.

IMG_9730

Pintamos el rosco con huevo batido mezclado con un poco de leche que evitará que se oscurezca en exceso al hornear, y lo decoramos con frutas confitadas, almendras laminadas y el azúcar aromatizado con la cucharada de agua de azahar (recomiendo ser generosos con este ingrediente, ya que aporta mucho sabor y textura).

IMG_9745

Introducimos el roscón en el horno a una altura por debajo de la mitad, bajamos la temperatura a 180ºC y horneamos durante 20 minutos si habéis optado por no dividir la masa, o 17minutos si habéis dividido la masa en dos. Cuando esté cocinado, dejar enfriar sobre una rejilla.

Con esto ¡ya tenéis vuestro precioso y sabroso roscón de Reyes! El resultado es una masa esponjosa y elástica, nada seca. Espero que lo disfrutéis.

Bocados de Mundo

 

facebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario